El Karma

Hoy vamos a dedicar un artículo completo a un concepto que cada vez se vuelve más popular en las sociedades más grandes del mundo, el Karma es una realidad que cada vez toma más fuerza entre nosotros, una base real que aparece en la vida de todo vidente en la India, un camino de inmortalización que ha pasado de generación en generación y que a pesar de su mala prensa ha ido encontrando cada vez más un camino profundo en nuestros pensamientos.

Si repasamos ahora los hallazgos de los estudiosos del tema nos encontramos con una realidad sutil que contiene todos los principios de nuestro universo, una realidad que involucra a cada uno de nosotros. La fuerza de la gravedad también participa en ello pues el Karma ha estado aquí con todo su poder antes de nosotros. Esta es una realidad que se encuentra presente a pesar de que muchos elijan no creerlo o que en ciertos casos no sepan comprender correctamente cual es su funcionamiento.

El Karma consiste en un grupo de leyes, leyes que son gobernadas por una jurisdicción de entidades, hablamos de los Señores del Karma, jueces cósmicos que se encargan de repasar cada acción y reacción que genera cada uno de todos nosotros. Cada uno de los efectos que ponemos en marcha con nuestras actividades se encuentra regulado por estas entidades para poder encontrar un mejor beneficio para nuestras necesidades.

Para este camino particular encontramos al alma siempre encarnada, puede ser en una entidad que puede ser humana así como subalterna, siempre vamos a encontrar en todos los casos una estructura que nace a partir de la energía. Vemos de esta manera a los señores del Karma como aquellos que deciden sobre el dolor o placer que van a poder encontrar las personas en nuestro mundo, una realidad que siempre depende única y exclusivamente de las propias acciones de las personas.

A todos nosotros se les proporciona un vehículo, una personalidad, ésta a su vez tiene una reserva mental, a esto debemos de sumarle los cuerpos emocionales y físicos, todos estos condimentos permiten que las personas tengan sus propias acciones, sus propias decisiones que generan un fuerte impacto en las demás personas. ES el alma la principal fuente que alimenta la esperanza y que da vida a la vida misma.

Estamos frente a un camino religioso que no busca relacionarse con la culpa, ni con el castigo, ni con la redención, un concepto que se basa simplemente en comportamientos humanos, con la búsqueda real de un equilibrio para poder encontrar corrección en los errores que uno mismo se genera.

 

GD Star Rating
loading...
tags: , , ,

Sin Comentarios



Sé el primero en dejar un comentario!

Deja un Comentario


Acceder con Facebook